enter
close
popitas-timeless

Timeless, viajes en el tiempo a la americana

Como ya sabéis, las Popitas somos extremadamente fans de los viajes en el tiempo. Esta tecnología de ciencia ficción nos ha dejado algunos de los mejores momentos tanto cinematográficos como televisivos. Así que aquí estamos otra vez dispuestas a recomendaros una nueva serie en el que la posibilidad de viajar por el tiempo es el punto central de la trama. Hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de una serie que, eso sí, ya nació con polémica: Timeless.

Obviamente vamos a empezar con el origen de la polémica, y es que desde un buen principio Timeless ha sido más conocida en España como la serie acusada de plagiar nuestra querida Ministerio del Tiempo. Seamos claros: razones había como mínimo para sospechar. No solo en el hecho de ser un equipo formado por tres personas que viajan en el tiempo para evitar que la historia cambie, sino que incluso algunas de las tramas secundarias eran iguales, al menos en el primer episodio. Pero si nos olvidamos de esto y avanzamos un par de capítulos más, la historia empieza a tirar por otro camino lleno de aventuras, conspiraciones, sociedades secretas y mucha acción.

Porque Timeless es un producto de manufactura americana y como tal funciona, con una estructura calcada episodio tras episodio que te da esa sensación de poder perderte algunos capítulos y que no pase absolutamente nada. Algo muy común en los procedimentales que es, en esencia, lo que es este producto. Aquí el asesinato de la semana se sustituye por el hecho histórico de la semana que el malo quiere cambiar. Algo que puede jugar en su contra si te la ves en modo maratón, porque veremos una vez tras otra la misma estructura y, claro, eso puede resultar un poco cansino.

Los protagonistas de la serie son el equipo formado por la historiadora Lucy Preston, experta en el pasado norteamericano y protagonista indiscutible de la serie, Rufus Carlin, el piloto de la máquina del tiempo y que permanentemente tiene una expresión de “como me he metido en este berenjenal”, que sería el genio científico del equipo, y finalmente está Wyatt Logan, un soldado experto en operaciones especiales que arrastra un trauma personal.

A diferencia de la serie española, en Timeless toda opción didáctica sobre la historia es poco menos que inexistente. De hecho, absolutamente todos los hechos que intentan salvar son cambiados en mayor o menor manera o por el malo (típico malo malísimo que por algún motivo nos cae bien) o incluso por la acción del equipo que mete la pata más veces que soluciona el tema (la verdad es que no son muy buenos haciendo su trabajo). Una de las cosas que sí destacan es su perfecta ambientación histórica, tanto en trajes como en los decorados. Tanto, que da la sensación de haberse trasladado físicamente al oeste americano o las vegas de los años sesenta.

En definitiva, estamos ante una serie del montón, pero de ese montón bueno en el que se encuentran cosas majas. Perfecta para llegar un día a casa y desconectar el cerebro e incluso muy disfrutable si eres capaz de no compararla con El Ministerio, algo que ya os decimos de antemano que es complicado. Pero, sin embargo, es perfecta para ver cuándo no hay otra cosa mejor… ¡siempre y cuando tengas a mano unas Popitas!

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *