enter
close
the handmaid's tale - popitas

The Handmaid’s Tale, una serie que no te dejará indiferente

Normalmente en verano las televisiones de todo el mundo se llenan de productos de consumo rápido, series de usar y tirar que lo único que pretenden es tenerte 45 minutos delante del televisor pasando calor (en caso que no tengas aire acondicionado). Pero hoy no vamos a hablaros de una de éstas. De hecho, haremos todo lo contrario porque ha llegado hace relativamente poco a HBO una serie de las que hacen pensar y provocan que se te encoja el cuerpo. Hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de The Handmaid’s Tale (El cuento de la criada).

Como probablemente muchos no la hayáis visto todavía, vamos a intentar hablar de su primera temporada sin spoilers, más allá de lo que puede encontrarse en una sinopsis rápida, y es que esta serie hay que ponerla en contexto antes de sentarse a verla. El Cuento de la Criada es una serie producida por HULU y MGM Televisión basada en la novela de mismo nombre escrita por Margaret Atwood. La historia nos lleva a un futuro no demasiado lejano (de hecho aproximadamente siete u ocho años en el futuro) en un lugar llamado República de Gilead. Pero, aunque no lo creáis, Gilead no es un país imaginario sino que se trata en esencia de Estados Unidos que, tras unos atentados que provocan la aplicación de la ley marcial y una “guerra civil”, se ha refundado en todos sus estados salvo dos (uno sabemos que es Alaska, el otro no queda claro) con valores puritanos extremos, creando una sociedad teocrática. El surgimiento de esta sociedad viene, en parte, derivada de una plaga mundial de fertilidad en la que el 90 por ciento de la población es estéril, lo que convierte a las mujeres fértiles en objeto de estado.

Si la situación no os parece lo suficientemente terrorífica, añadimos que toda disidencia política, religiosa o incluso de opción sexual, es penada con la muerte y que las mujeres han perdido por ley todos sus derechos. No solo los civiles o laborales, sino que incluso tienen prohibido leer y escribir. En esta sociedad las clases han quedado estrictamente divididas: tenemos por un lado a los Comandantes, hombres que ostentan el poder político, religioso y militar, la élite de esta nueva república; por otro lado están los hombres. Y en el escalafón más bajo se encuentran las mujeres, divididas en Señoras (esposas de los comandantes), Marthas (mujeres no fértiles encargadas de las labores del hogar y servidumbre), Tías (encargadas de adoctrinar y educar incluso por la fuerza a las mujeres y, tras las Señoras, las que mas poder ostentan) y, por último, las criadas, mujeres fértiles sin ningún tipo de derecho, esclavas del estado, destinadas en las casas de los comandantes para engendrar sus hijos que, una vez nacidos, son entregados a las Señoras.

Nuestra protagonista es una criada que nos cuenta su día a día y, mediante recuerdos, cómo se llegó a la situación actual. A lo largo de esta primera temporada vemos como fue entrenada para su nuevo papel en la sociedad, los campos de concentración donde son convertidas en poco más que incubadoras humanas que pierden hasta su nombre para darles el nombre del comandante al que son asignadas (en este caso, Defred), lo que les ocurre a los disidentes y la esperanza que representa huir del país hacia Canadá.

Protagonizada por Elisabeth Moss como Defred, Joseph Fiennes como El Comandante e Ivonne Strahovski como la Señora, El Cuento de la Criada es una serie dura, terrorífica por momentos y tan difícil de ver que te hará revolverte en el sillón. Pero también es una de las mejores producciones del año que no te puedes perder, así como un canto a la esperanza y un toque de atención a nuestras consciencias. Un producto que, por supuesto, te recomendamos las Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *