enter
close
popitas-stranger-things-2

Más sabor ochentero en Stranger Things 2

Hay una cosa que las Popitas tenemos claro desde hace tiempo es que los años ochenta están de moda y que la nostalgia es uno de los puntos fuertes tanto en cine como en televisión. Dentro de unos meses tendremos el estreno Ready Player One, la última cinta de Spielberg y, en las últimas semanas, se ha estrenado la segunda temporada de una de las series que más éxito alcanzó el año pasado.

Hoy salimos del microondas para hablaros de la segunda temporada de la serie de Netflix Strangers Things… y lo haremos sin spoilers (por duro que sea), como siempre.

Hace un par de findes las Popitas nos dimos un atracón con la temporada completa de la serie. Y es que se trata, en esencia, de una película de un montón de horas que se disfrutan mejor si se ven del tirón, algo que ya pasaba en la primera temporada. Esto tiene un punto negativo y uno positivo: el lado bueno es que de esta manera es bastante improbable que te revienten la serie con spoilers, pero lo malo es que se acaba tu vida social. Esta temporada, una vez más, nos ha sorprendido con una historia nueva con guiños a diferentes películas y, aun así, sigue siendo original.

Los personajes de la anterior temporada se vuelven a unir en una nueva aventura a la que se incorpora un personaje de nombre Max. Una chica de Los Ángeles que ha llegado al pueblo recientemente y que desconoce completamente lo sucedido el año anterior. Ella cubre el hueco de Once en casi toda la temporada ya que nuestra heroína preferida tendrá su propia aventura en solitario, mientras que la pandilla se enfrenta a un nuevo monstruo del otro lado aún más peligroso que el Demogorgon.

Si el año pasado la aventura se dividía claramente entre la pandilla, los adolescentes y los adultos, en esta ocasión todos interactúan desde el principio. Esto es uno de los puntos que más nos ha gustado de esta temporada, añadido a todo lo que le ocurre a Once en su propia aventura. Por cierto, una adolescente llena de hormonas con poderes telequinéticos no es la mejor compañía para convivir, eso nos queda claro desde el principio. Y es que la niña está un poquito insoportable, las cosas como son. Pero bueno, se lo perdonamos porque una vez salvó al mundo.

Por otro lado, siguen las referencias ochenteras que tanto nos gustan y que este año tienen dos claros ejemplos. Por un lado los Cazafantasmas (los chicos se pasan todo un episodio vestidos de sus personajes favoritos), y es aquí donde ocurre uno de los momentos más frikis de la temporada cuando discuten sobre quién tiene que ser Winston. Pero sin duda, el de los Gremlins es el homenaje más divertido… Hasta la música del episodio nos recuerda a la banda sonora de la cinta de Landis.

Así que no dudéis, Strangers Things 2 es incluso mejor que la uno, con ese olor a secuela que tanto nos gustaba en los ochenta y con todo lo que ya habíamos visto, pero multiplicado por dos. Lo que tiene que ser una buena segunda parte, perfecta para ver con un montón de Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *