enter
close
guia popitas - juego de tronos

Guía Popitas para no perderse en Poniente

Quedan muy pocos días para el estreno en todo el mundo de la séptima temporada de Juego de Tronos, la penúltima, la que por fin nos traerá lo que llevamos seis años esperando: Daenerys Targaryen llegando a poniente y liándola parda con sus dragones. Eso sí, si eres de esas cuatro o cinco personas que no ha visto nunca la serie basada en la obra de George R. R. Martin, es probable que no entiendas nada de lo que va a pasar. Por eso hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para volver a andar el camino que nos lleva hasta el punto actual de la serie. Así que como podrás imaginar… VAMOS A HACER SPOILERS A MOGOLLON.

Todo comenzó hace un numero indeterminado de años (vale, en las novelas es como un año o año y medio, pero aquí los niños-actores crecen, así que han tenido que alargar la historia en el tiempo…). Situémonos al principio de todo: estamos en Poniente, una bonita tierra dividida en varios reinos gobernados por diferentes casas y con un rey común. Un señor gordote amante de la juerga y la compañía femenina, acostumbrado a ceder las decisiones de gobierno a un consultor externo al que llaman “la Mano”. Este rey está casado con Cersei, de la casa Lannister, y que lleva el amor fraternal… un pelín lejos. Vamos, que sus hijos se parecen más a su hermano que a su marido, para que nos entendamos. Así que cuando muere la mano, el rey manda al ‘hombre Spoiler’, Ned Stark, que asuma ese papel. Y claro, cuando muere el rey -en extrañas circunstancias- se lo cargan (como era de esperar, siendo Sean Bean) y se lía una guerra del copón entre tres tíos que quieren ser reyes de poniente y el hijo del hombre spoiler que quiere la independencia del norte y tal…

Al mismo tiempo pasan dos cosas más: el hijo bastardo de Ned Stark, John Nieve, se va a la legión (allí lo llaman guardia de la noche y no tienen cabra) y, allende los mares, Danaerys, la última descendiente (o no) de los anteriores reyes se casa con un guerrero muy bruto que después se muere, y ella se queda como jefa del resto de tíos muy brutos tras auto-incinerarse y, en lugar de morir, salir del fuego con tres dragoncitos adorables.

Mientras tanto, en Poniente, el más repelente gana la guerra, el independentista se da cuenta (demasiado tarde) de que si te invitan a una boda lo mejor es no ir, y la hija del ‘hombre spoiler’ se tiene que casar con el repelente. Por su parte, el hermano del rey gordete está en plan líder de una secta y se le está yendo la cabeza mogollón. A todo esto, la otra hija de Ned Stark –Arya- se va de aventuras para salvar su vida, lo que la llevará a una iglesia muy rara en mitad del mar donde aprenderá a matar en plan Jason Bourne.

En el muro hace mucho frío y John Nieve y sus colegas se entretienen paseando por el bosque matando salvajes mientras, en el Norte, un tío muy malo se hace con el gobierno de la zona y casa a su hijo con Sansa, la hija mayor del hombre spoiler que, tras ser acusada de matar al repelente, tuvo que huir de la capital… ¡Ah!, se nos olvidaba… el repelente murió en otra boda, demostrando una vez más que a las bodas, en esta, serie, mejor no asomar la cabeza.

Volvemos con Danaerys, que anda por el desierto con sus dragoncetes creciendo, liberando esclavos y haciéndose reina de la región… Poco mas se puede contar de ella, salvo que está siempre muy seria la tía.

A ver, hasta ahora hemos dejado la historia de los hermanos Lannister sin contar, porque básicamente se podría hacer una entrada sólo para ellos. Pero vamos, que la cosa se resume en que Cersei quiere ser reina a toda costa y Jaime, que parecía un tío muy malote, resulta que empieza a caernos bien y resulta ser solamente un padre enamorado (de su hermana, vale, pero enamorado) que no ejerce de padre, mientras Tyrion que es el personaje que más nos gusta a todos, admitámoslo, tras darse cuenta de que pasan mucho de él (le pasa de todo al pobre y es el único con dos dedos de frente en todo Poniente), decide acabar de manera drástica su relación con su padre y salir a buscar fortuna por el mundo de forma forzada (que se escapa por patas, vaya) para acabar de consejero de Danaerys, en la otra punta del mundo.

Mientras tanto Cersei, para controlar a su hijo menor, que ahora es rey y que parece majete, monta una especie organización de talibanes religiosos que lo controlan todo y, cuando ve que la cosa se le ha ido de las manos, dicta un decreto extremo de origen valirio para hacer bien palpable la escisión iglesia-monarquía.

Más allá del muro, al pobre John Nieve le pasan muchas cosas. Primero le hacen jefe, después se enfrenta a un ejército de salvajes del norte para, más tarde, hacerlos sus aliados porque… ¡Cuidao!, se acercan los caminantes blancos, que son como polos de zombie albinos; después hay una rebelión y lo matan, pero tranquilos que después le resucitan, porque el guionista se dio cuenta de que ya no quedaban más Starks adultos y algo había que hacer (que no, que lo pone en el libro…). En ese momento John decide recuperar el trono de su padre y liberar a Sansa para poder luchar contra los caminantes blancos que son los que verdaderamente lo petan como enemigos.

Y así llegamos al momento, con Danaerys en un barco dirección a Poniente, Cersei como reina regente, Arya que parece que ahora sí va a vengarse, John Snow en modo MOLO MUCHO, y el otro chico discapacitado de los Stark (cuyas aventuras son tan aburridas que no son dignas de ser contadas en un resumen) que sirve, en esencia, para que podamos ver flashbacks de manera coherente y descubramos que John Nieve no es quien creíamos que era. ¡CHAN, CHAN!

Conclusión: ahora es cuando se va a liar pardísima -al menos eso esperamos-, y sí, sabemos que se nos han quedado cosas sin contar, pero vamos, Martin lleva cinco libros y todavía no ha acabado de contar la historia, mientras en la tele llevan seis temporadas. Nosotras hemos resumido lo gordo en un post, un poco larguete eso sí, pero vamos, que nuestro poder de concreción no tiene límites. Así que id preparando un carro de bueyes hasta arriba de Popitas porque lo bueno… is coming!

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *