enter
close
Popitas - estoy vivo

Estoy Vivo, una serie hecha en casa… que te gustará.

En España estamos acostumbrados a arriesgar. Algunos productos salen mal (no merece recordar lo regulera que ha sido la revolución de Gran Hermano) y otras veces hacemos cosas realmente originales y muy frescas que, a pesar de contar con medios muy limitados en comparación a series made in USA, son la envidia de otros países. Hoy vamos a hablar de uno de estos productos que, además, está gustando tanto a crítica como público, y no veáis a las Popitas. Esta vez SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de Estoy Vivo.

Podemos poner como ejemplo la magnífica Ministerio del Tiempo, a la que su cadena de emisión no ha tratado demasiado bien pese a la legión de seguidores que tenía en redes sociales. Pero por lo que se ve, TVE ha aprendido de sus errores y a Estoy Vivo sí que la televisión de todos ha decidido tratar como se merece, renovándola para una segunda temporada. No era para menos, porque ha sido una de las apuestas triunfadoras de este año en lo referente a series nacionales.

Estoy Vivo es un producto de Globomedia y tiene como protagonista al hombre de moda, Javier Gutiérrez (parece que está en todos lados últimamente). En ella se nos cuenta cómo un policía, tras la pista de un criminal conocido como El Carnicero, muere en acto de servicio. Desgraciadamente y como no era su hora (y por otras cosas que no os podemos desvelar), allí arriba deciden enviarlo de nuevo a la tierra, pero en el cuerpo de otro policía, acompañado por una especie de ángel consultor y con una regla principal: no puede decirle a nadie quién es. Sí, mola tanto como parece.

Con algunas características (y lastres) de la ficción española (hay historias de amor, la excesiva duración de los episodios y todo lo demás), Estoy vivo añade un toque de comedia y producto “fantástico” tan falto en nuestras series actuales para consagrarla como una de las revelaciones de este año, con una media del 16% de share y más de dos millones de fans.

Con un Alejo Saura, el enlace del protagonista, en estado de gracia, y un reparto encabezado por Javier Gutiérrez, que está más allá de lo excepcional, la única pega en esta historia llena de sorpresas puede estar en la falta de medios que hacen que las escenas donde los FX deben tener protagonismo sean realmente pobres, como viene siendo habitual. Pero es lo que hay cuando no se tiene a un gran estudio internacional detrás poniendo pasta a carretillas.

Estoy vivo nos cuenta una maravillosa historia de amor familiar con tintes policíacos, sin olvidar que la sorpresa siempre está a la vuelta de la esquina esperando a un espectador ávido de nuevas experiencias y harto de los productos habituales de las principales cadenas privadas.

Podéis disfrutar de Estoy Vivo en la plataforma digital de RTVE o, como mejor opción, en Amazon Prime Video, con un buen paquete de POPITAS, para disfrutar de algo diferente y hecho en casa. 😉

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *