enter
close
popitas- brooklyn nine nine

Polis y risas con… Brooklyn Nine-Nine

El crimen nunca descansa en la ciudad de Nueva York, y para defendernos de los delincuentes más peligrosos, solo podemos contar con los trabajadores de una pequeña comisaría, la 99 de Brooklyn… ¿Creéis que con este inicio vamos a hablar del último thriller policiaco de Hollywood? Pues estáis muy equivocados, porque ante nosotros tenemos una de las mejores sitcoms de los últimos años. Hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de Brooklyn Nine-Nine.

Las cosas como son, en los últimos tiempos las nuevas comedias de situación no están teniendo el éxito esperado. Digamos que los estudios apuestan por continuar con productos que ya son clásicos como The Big Bang Theory o series que se han hecho con un hueco en el panorama televisivo como Mom. Pero en cuanto a productos diferentes, ninguna ha destacado salvo, quizás, esta pequeña serie de episodios de 30 minutos que nos lleva a los quehaceres diarios de una comisaría cualquiera de Nueva York. La puesta en escena no es que sea muy original ya que se basa, como casi todos los productos parecidos, en un escenario central -en este caso la comisaría-, en el que se sitúa la mayor parte de la acción. Además, sus principales inspiraciones quedan muy patentes… Las malas lenguas dicen que Brooklyn Nine-Nine es The Office con policías, y puede ser que tengan un poco de razón, ya que gran parte de su éxito se debe a sus personajes (como en la serie de la oficina), unido a lo desquiciante de sus guiones, que la sitúan muy cercana en contenidos a otra pequeña maravilla llamada Community.

Aunque estamos ante un reparto coral, no hay duda de que hay varios personajes que vertebran el producto: en primer lugar el protagonista principal, Jacob Peralta, un detective al que curiosamente se le da muy bien el trabajo pero que está obsesionado con las películas de policías de los setenta y ochenta y, más concretamente, con La Jungla de Cristal (eso se lo podemos perdonar, porque nos pasa a todos). El personaje creado por Andy Samberg se puede definir en una sola palabra, INSUFRIBLE, y pese a todo es imposible que te caiga mal. Por otro lado, tenemos al jefe de la comisaría, el Capitán Holt, un tío serio, impávido, formal, obsesionado con hacer un buen trabajo ya que llegar a este puesto le ha costado años de sufrir discriminación. La diferencia de carácter entre Peralta y Holt es de lo que mejor funciona en la serie, eso y el contrapunto cómico creado por Ferry Crews, que está tremendamente divertido en su papel de Sargento Ferry Jeffods. El segundo al mando, un tío grande, atractivo y prototipo del héroe de acción que, sin embargo, en realidad es un padrazo de dos gemelas llamadas Cagney y Lacy en honor a la icónica serie televisiva de los ochenta.

Acompañan a estos tres protagonistas una caterva de interesantes secundarios: Stephanie Beatriz como la detective Rosa Díaz, una mujer con serios problemas sociales, incapaz de sonreír y de tener empata con el prójimo; tenemos también a la detective Amy Santiago, interpretada por Melissa Fumero, que es en esencia la empollona de la clase, excelente en su trabajo y deseosa de aprobación por parte de sus compañeros (en especial del capitan Holt). Por último, los personajes más demenciales de la serie: el detective Boyle, que es todo lo opuesto a lo que te puedes imaginar cuando piensas en un policía, el mayor experto en comida de la ciudad, con muy poca suerte con las mujeres y que tiene un romance con Peralta que puede llegar a ser incluso humillante para él; y también la secretaria Gina Linetti, una egocéntrica, obsesionada con la fama y a la que curiosamente siempre le salen las cosas bien.

Una serie perfecta para estos días de verano, para sentarte a ver algo que no pretende más que el puro entretenimiento, perfecta para ver con un buen bol de Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *