enter
close
popitas - batman adam west

Te echaremos de menos Adam West

Seguro que si escribimos: ‘nana nanananana, nana nana nanananana nana’ (y ya tienes unos añitos) lo siguiente que ha sonado en tu cabeza ha sido… BAT-MAAAAAAAAN! Y es que esa música se ha convertido en todo un icono de la cultura Pop. Hoy, sin embargo, estamos de luto porque aquel mítico personaje que encarnó al Batman de la televisión nos dejó este pasado sábado. Por eso hoy Salimos del Microondas, para recordar la figura de Adam West.

Corrían los años sesenta y el mundo de los cómics andaba un poco de capa caída (nunca mejor dicho). La edad de oro había acabado con el famoso código Wertham, una serie de normas impuestas a la industria del cómic que había sido acusada poco menos que de corruptores de menores. Un código tan estricto que prohibía, entre otras cosas, hacer historias de zombis o vampiros, eliminando cualquier atisbo de oscuridad en las historias y mostrando una sociedad cuyos valores más importantes serían la familia y los valores tradicionales americanos. En este mundo Superman encajaba bastante bien, pero… ¿qué pasaba con Batman? Pues que contar historias luminosas con valores familiares y Batman era tirando a bastante difícil. Pero un buen día llegó a la televisión la idea de realizar una serie de acción con el murciélago como protagonista. Éste fue el inicio de la serie clásica de Batman; un Batman que fue interpretado por Adam West.

Las cosas como son, el Batman de la serie era bastante ridículo… Le vimos luchando contra tiburones armado con un spray, el batmóvil parecía sacado de los dibujos de los supersónics y ese ajustado traje morado de licra era poco menos que sonrojante. Sin embargo, la serie era tan pop que en unos psicodélicos años sesenta encajaba como anillo al dedo de los adolescentes y jóvenes norteamericanos, convirtiéndolo en un producto extremadamente popular y llevando al bueno de Adam al estrellato.

Esto fue al mismo tiempo bueno y malo para él, ya que si bien se convirtió en una de las caras más conocidas de Norteamérica (su Bruce Wayne era magnífico), también lo encasilló como actor. Nadie le ofrecía papeles porque para todo el mundo él era… Batman, y eso que solo se rodaron dos temporadas de la serie. Pero se repuso tantas veces a lo largo de los años que West tuvo muchos problemas para encontrar otros trabajos como actor.

Si hablamos de la serie en sí, vista con los ojos de ahora hay que estar dispuesto a tragarse muchas horas de serie B si lo que queremos es ver todos los episodios. Unos capítulos que nos hicieron conocer a César Romero y su Joker, res Catwomans diferentes (entre la que destacamos a la hermosa Julie Newmar) o a Burt Ward como Robin. Pero lo más divertido es que estos episodios fueron doblados en castellano latino neutro y así nos llegaron a nosotros, lo que lo hace incluso más entrañable. Y es que nada más que para escuchar llamar al Joker ‘el Guasón’, a Catwoman ‘Gatubela’ o al mismísimo Bruce Wayne como Bruno Díaz, ya merece la pena lanzarse a descubrir esta pequeña maravilla.

En los últimos años la figura de West se ha revindicado dentro de la cultura ‘geek’, llegando a salir como artista invitado en The Big Bang Theory y en multitud de convenciones a lo largo de los Estados Unidos. Por esta razón, hoy queremos dar un último adiós a un actor que estuvo a punto de ser James Bond pero que fue, y será siempre… BATMAN.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *