enter
close
popitas-altered-carbon

Altered Carbon, ciencia ficción en formato serie.

La ciencia ficción nos ha dejado algunos de los mejores momentos de nuestra vida cinéfila y seriéfila. Últimamente, estamos viviendo un aluvión de series de dicha temática, algunas de ellas con muy buenas críticas, como el que os traemos. Hoy salimos del microondas para hablaros de Altered Carbon.

Lo nuevo de Netflix nos lleva a un futuro muy lejano, aproximadamente 400 años. En esta época la muerte no es un inconveniente para seguir con tu vida normal. Según la serie, a la tierna edad de un añito a todos los humanos se les instala un dispositivo al que llaman “pila”. Este aparatito graba todas nuestras experiencias personales, personalidad y, en esencia, todo lo que nos hace ser nosotros. De esta manera si mueres puede ser implantado en el interior de otro cuerpo y continuar así con tu vida normal. En este universo en que la muerte no es más que una enfermedad fácilmente curable, es en el que transcurre la serie.

Estamos ante un producto policíaco en el que un mercenario es devuelto a la vida 200 años después de su muerte para averiguar quién es el asesino de una de las personas más poderosas del universo. Nuestro héroe, Takeshi Kovacs, es un militar de una unidad de élite que ya ha desaparecido y que se encontraba cumpliendo condena sin ser implantado durante los últimos dos siglos. El hecho de que ya no le conozca nadie, unido a sus habilidades, le convierten en el idóneo para realizar esta tarea.

¿Que nos vamos a encontrar en la serie? Pues todo lo que nos gusta de la buena ciencia ficción con un aire muy retro que nos recuerda mucho a lo que vimos hace unos años en Blade Runner, pero al mismo tiempo con unos efectos especiales muy de la época y muy logrados para una producción televisiva. Además, las escenas de acción están muy bien coreografiadas y la personalidad de nuestro protagonista nos sumerge en un tipo de héroe que hacía tiempo que no veíamos en la pantalla, lleno de testosterona, frases lapidarias y todo lo que le podemos pedir a un héroe de acción de una peli de los 80.

La serie está protagonizada por Joel Kinnaman, al que hemos visto en productos como Escuadrón Suicida interpretando a Rick Flag, o en la versión de 2014 de Robocop. La verdad es que funciona bastante bien como héroe de acción, da el perfil físicamente y mantiene durante todo el metraje la misma expresión como de estar siempre cabreado y, al mismo tiempo, pasar de todo. Otra cara conocida que podemos ver en esta serie es la de James Purefoy que interpreta a Lawrence Bancroft, el millonario asesinado.

Además de la trama principal de búsqueda de un asesino, nos ha gustado también la cantidad de tramas secundarias que hay y la crítica que hacen a esta sociedad en la que los ricos lo pueden conseguir todo, incluso ser inmortales, mientras que los pobres se tienen que conformar con lo que les da el estado.

En conclusión, uno de los mejores productos que hemos visto este año, aunque tiene un pequeño problema… le cuesta arrancar unos tres episodios. Por eso, os pedimos que si decidís verla le deis una oportunidad hasta, por lo menos, el cuarto episodio. Si a partir de ahí no os gusta, no la sigáis viendo, no es vuestro producto. Pero si os engancháis, vais a disfrutar de unas horas muy divertidas de ciencia ficción de calidad perfecta para ver, cómo no, con unas Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *