enter
close
Popitas - saliendo del microondas - The Beatles

Paul is Dead?

Madre mía la que se ha liado esta semana en Twitter con Paul McCartney, el ex bajista de The Beatles, y la leyenda urbana que lleva circulando casi 50 años. Diversos medios alrededor de todo el mundo soltaban la bomba, Wikileaks iba a anunciar que tenía pruebas del fallecimiento de Paul McCartney en los sesenta.

Hoy salimos del microondas para contaros un poco más de esa leyenda, que muchos se creen a pies juntillas, y que esta semana se ha vuelto a poner de moda… Paul is Dead?

Todo comenzó el 12 de octubre de 1969 cuando un DJ de una emisora de radio Local de Michigan hablo por teléfono con un estudiante de la universidad de Michigan que se llamó a si mismo Tom, y que dijo que Paul McCartney había muerto.

El tal Tom decía tener la prueba irrefutable del hecho: si reproducías ‘Revolution’ al revés se escuchaba “Turn me on, dead man”. Esa fue, al menos que se sepa, la primera vez que la teoría de la muerte del bajista de los Beatles se hizo pública.

A partir de ese momento la historia se fue complicando y cada vez aparecían nuevas evidencias de la supuesta muerte. De hecho la historia en un principio fue aprovechada por el grupo para hacer bromas aunque, en un momento dado, el propio Paul en una entrevista a Life tuvo que confirmar que estaba vivo. Algo que ya se intuía por el hecho de que estaba allí, dando la entrevista, y el tema de los zombies aún no estaba de moda.

Popitas - paul mccartney 1966 - faul 1969

Aunque la teoría de la conspiración no acabo ahí, sino que siguió… hasta el punto de dar no sólo una fecha y causa de la defunción, sino de explicar cómo los componentes del grupo iban dejando pistas de ello en todos sus trabajos. Según estas teorías, McCartney murió el 9 de noviembre del 66 victima de un accidente de tráfico cerca de Abbey Road, en el que habría – literalmente – perdido la cabeza.

Esto provocó que el servicio secreto británico, temiendo una ola de suicidios en masa, orquestara su sustitución por un doble canadiense llamado Billy Shears. Al mismo tiempo, bajo amenaza de muerte, ordenaron al resto del grupo que mantuvieran todo en secreto. Pero John Lennon, obsesionado con la muerte de su amigo, decidió ir dando pistas en las portadas de los discos de su defunción.

Por ejemplo, la portada de Abbey Road, sería un cortejo fúnebre en el que John seria el pastor, Ringo el doliente, Paul el muerto y George el enterrador, y por eso Paul va descalzo y con el paso cambiado; o la colocación del bajo formado con flores en la portada de Sgt Peppers.

Pero cuando parecía que todo estaba olvidado, un periódico mexicano publica que Wikileaks tiene el documento que certifica la muerte de Paul, así como un documento sonoro en el que John habla del tema a la BBC, y que lo iba a hacer público en breve. Y claro, todo el mundo se ha vuelto loco, Periódicos de prestigio haciéndose eco de la leyenda urbana y metiéndolo en sus ediciones, miles de RTs de la noticia, etc… Esto ha provocado que hasta la propia Wikileaks haya tenido que desmentirlo en su twitter oficial. Pero vamos, como suelen decir, “que la verdad no estropee una bonita historia”.

 

Nosotros de momento sólo podemos decir que sí, que en la portada de Sgt Peppers hay un bajo formado por flores, pero que eso era en honor al primer bajista de la banda, Stu Sutcliffe, íntimo amigo de John Lennon (que murió unos años antes). ¡Y qué carai!, vivos o no, The Beatles nos dejaron algunas de las mas bellas melodías que se han compuesto jamás y os recomendamos escuchar cualquiera de sus álbumes mientras os coméis unas Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *