enter
close
Popitas - saliendo del microondas - calentando el mundial

Calentando el Mundial de Brasil

Hace ya cuatro años de aquel “¡INIESTA DE MI VIDA!”, que gritó Camacho en Sudáfrica, y parece que fue ayer… Pero no, aquí está otra vez el Mundial. Vuelve el mejor fútbol del mundo, con sus polémicas, sus aficionados con la cara pintada, y esperemos que este año sin “vuvuzelas”, que menudo latazo que dieron las trompetas esas gigantescas que sonaban como si un elefante hubiera tenido una noche loca con una vaca lechera.

En esta edición hay varios favoritos. Como siempre está el Brasil de Neymar, los eternos favoritos, al título y mucho más siendo este año los anfitriones del torneo. Ojo, con esto no Popitas - Mundial Brasil 2014 - mascotaqueremos decir que los árbitros les vayan a ayudar por jugar en casa (aunque esto es más un deseo que otra cosa porque nos tememos lo peor…). Y eso que hoy en día todo el mundo tiene a un brasileño en su equipo… Pero seamos serios, los locales tienen este año todas las papeletas para llevarse el gato al agua, y precisamente puede ser esto lo que haga que se la peguen, demasiada presión para un equipo formado alrededor de un chaval muy joven.

Otro de los favoritos es Argentina, tienen al mejor jugador del mundo, aunque el pobre parece que algo que ha comido le ha sentado mal porque no hay partido en el que no se ponga malo y eche la pota. Además se han juntado a su alrededor un grupo de jugadores con gran talento.

Y como no, nuestro favorito… La Roja. Porque somos favoritos, que ahora parece que es fácil ganarlo todo, pero tenemos que recordar que no hace mucho no pasábamos de cuartos de final aunque tocara Burkina Faso, con todos nuestros respeto hacia los integrantes de esa selección (tendrán una, ¿no?).

Ahora parece que si no ganamos el Mundial el mundo dejará de girar, el Sol y la Tierra intercambiarán posiciones y estallará el apocalipsis entre explosiones volcánicas. Pero eso no ha sido así siempre. Hubo un tiempo en que fallábamos el penalti definitivo, en el que nos marcaban un gol injusto, o en el que no nos pitaban un penalti a favor en el último minuto, aunque le reventaran los morros a Luís Enrique.

Popitas - saliendo del microondas - calentando el mundial 2014Pero eso ya es historia, ahora somos la pera limonera y aspiramos a todo, porque tenemos a Casillas, con sus paradas imposibles, a los Xavis/Xabis (Hernández y Alonso), con sus pases medidos al centímetro, a Fernando Torres y sus goles… – a todos los que os estáis riendo con lo de los goles de Fernando Torres os recordamos que en las últimas competiciones que ha participado ha sido el máximo goleador, así que el muchacho mal del todo no lo hará -. Y también tenemos a Pepe Reina y lo que sea que haga este hombre en los campeonatos aparte de ser el showman oficial de la selección. Además, este año tenemos de nuestro lado a Diego Costa y a la cabeza de Sergio Ramos, que últimamente parece que le funciona divinamente.

Pero lo mejor lo tenemos en casa, ya que este año nos pilla el Mundial (otra vez) un pelín lejos y la mayoría de nosotros lo veremos sentados en el sofá. Y eso tiene muchas ventajas. En primer lugar: Brasil, sus mulatas o mulatos y las playas molan mucho, pero es que allí es casi invierno así que las playas… de lejos, y más que bikinis y boxers veremos rebequitas.

Otra razón para ver los partidos en casa: ¿habéis visto algún estadio con microondas? Porque claro, a ver quién es el guapo que se atreve a verse los partidos sin un arsenal de Popitas preparado, ¡que luego llegan a los penaltis y han volado todas! Pues eso, que nosotros sin poder hacernos unas Popitas no vemos el fútbol a gusto.

Bueno amigos, nos esperan unos días en los que aparcar el cerebro, olvidarnos de problemas, comer Popitas hasta reventar y gritar eso de “¡Oe oe oe oeeeeeeeeeeeee!” hasta quedarnos afónicos, porque va a estar difícil, pero este año… TAMBIÉN PODEMOS GANAR. ¿O no?

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *