enter
close
Thor_Ragnarok_popitas

Ya hemos visto Thor Ragnarok y…

Hace un par de semanas el universo cinematográfico de Marvel nos traía su nueva entrega, la penúltima antes del momento clave, la llegada de la guerra del infinito, la tercera película de Los Vengadores. Hablamos de la nueva aventura del Dios del trueno, que parece que por fin han dado con el clavo (las cosas como son, sus dos primeras películas en solitario tampoco es que tuvieran mucho éxito). Por eso, hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de Thor Ragnarok.

*SPOILER ALERT*
Como siempre que analizamos un producto reciente, os decimos que hablaremos de la peli con los menos spoilers posibles pero si no quieres saber absolutamente nada de la película probablemente sea el momento de dejar de leer.

Llegamos a Thor Ragnarok tras lo sucedido en la última película de capitán América, la genial Civil War en la que casi todos los héroes se entregaban a una lucha fratricida. Pero esa lucha tenía precisamente un pero… ¿Dónnde estaban Thor y Hulk? La respuesta nos la da esta película: el Dios del trueno lleva dos años dando vueltas por el universo buscando las gemas del infinito y eso ha provocado que dejara los asuntos mundanos, al menos de momento. Al mismo tiempo, Odín lleva un tiempo actuando raro (si viste El Mundo Oscuro ya sabes la razón). Aquí es cuando Thor se enfrenta a la más cruel de las profecías, el Ragnarok que traería consigo la destrucción de Asgard, y nuestro guaperas preferido lleva tiempo intentando evitar esta destrucción sin saber que Hela, la Diosa de muerte, pretende hacerse con el poder en Asgard.

Este es el punto de partida de la historia que veremos en el cine, aunque esto no es más que una excusa. Y es que el encargo recibido por el director Taika Waititi era muy claro: revitalizar el producto. Es esta ocasión todo el rollo shakespeariano se deja de lado para traemos una cinta que bebe más de las dos entregas de Guardianes de la Galaxia que de anteriores Thor. Pero no solo en temática y tono, mucho más accesible con buenas escenas de acción y constantes momentos de humor, también vemos un cambio muy apreciable en la misma factura de la cinta. El colorido y la luminosidad que nos hacían temer lo peor en los trailers queda sin embargo de lujo en la película. Además de todo esto, nos encontramos al bueno de Hulk, un personaje completamente diferente al que estábamos acostumbrados a ver en las películas anteriores, con una personalidad que pide a gritos su propia película.

En definitiva, Thor Ragnarok es una especie de Guardianes de la Galaxia 2.0 con grandes momentos de diversión, una de las escenas con chimenea más impactantes que hemos visto, la carga de las valkirias con su dosis justa de humor y acción típica de la casa. En cuanto a los actores, Chris Hemsworth le ha cogido el punto justo al personaje de Thor, quitándole gran parte del egocentrismo irritante y cambiándolo por egocentrismo divertido. Tom Hiddleston vuelve a interpretar a un Loki que, de nuevo, se come la pantalla cada vez que sale y que junto a su hermano, valkiria y Hulk se transforman en unos minivengadores tremendamente divertidos y perfectos para pasar una tarde de Popitas y peli.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *