enter
close
steel-popitas-pelis-de-superheroes

Las peores pelis de superhéroes de la historia

Tal vez no os hayáis dado cuenta, pero vivimos en un momento de esplendor en lo que a pelis de superhéroes se refiere. Tanto DC como Marvel, están creando diferentes mundos compartidos que cada vez funcionan mejor y que no nos están saturando, al menos de momento, y hasta Fox parece que está empezando a hacer bien las cosas con sus personajes Marvel. Pero antes de esta edad de oro, ocurrieron hechos indescriptibles… De ellos vamos a tratar hoy, ya que las Popitas SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de 3 cintas de superhéroes de las que te deberías alejar corriendo como alma que lleva el diablo…

Supergirl (1984)

Comenzamos este viaje por la basura cinematográfica superheroica con esta producción que no engaña a nadie puesto que, en esencia, es lo que parece… una porquería que intenta aprovecharse del éxito de Superman, pero con una chica. La historia que nos encontramos en Supergirl es poco menos que demencial, con un instrumento de poder llamado Omegaedro, una cuidad metida en una cúpula de cristal tras sobrevivir a la explosión del planeta Kripton, un científico loco y, como no, Kara, que al llegar a la tierra para encontrar el Omegaedro, toma una identidad secreta y se mete en un internado de señoritas donde conoce a la hermana de Lois Lane y, al loro, se enfrenta a una bruja (sí, una bruja). A todo ello sumadle filtros de amor y muchos cromas. La película es tan cutre que justo por ello es altamente disfrutable si la ves con el ambiente adecuado (o sea, en reunión de colegas).

Por cierto, como curiosidad: Brooke Shields estuvo a punto de interpretar al personaje protagonista y enfrentarse a Dolly Parton. Al final el papel se lo llevó Helen Slater que reconoció que le pusieron relleno en sus pechos y que recientemente interpreta el papel de madre adoptiva de Supergirl en la serie de CW.

Steel (1997)

A finales de los noventa, a alguna mente preclara se le ocurrió la idea de hacer una cinta de superhéroes inspirada en un personaje casi desconocido de DC, con un presupuesto digamos que no demasiado holgado. Pero claro, esto no era suficiente para llevar a la gente al cine, así que ese directivo de Hollywood se dijo… La manera de mejorar esto es que lo protagonice el jugador de Baloncesto Shaquille O´Niell. Y de ese cúmulo de fatídicas ideas surgió uno de los mayores engendros de los noventa. Y estamos hablando de una década que ha visto engendros cinematográficos muy considerables…

Un superhéroe que se fabrica una armadura de acero y que, con su martillo y sus 2.20 de altura, impartía justicia y sacaba de las calles las armas ilegales. Un despropósito de categorías industriales.

Catwoman (2004)

Tenemos a Halle Berry en cuero negro y en su mejor momento, a una Sharon Stone que aun tenía mucho que ofrecer, a uno de los directores que más despuntaban en la primera década del siglo, el francés Pitof, y a uno de los personajes mas carismáticos y queridos del universo DC. ¿Qué podía salir mal?

La respuesta es… todo. Y es que todo en esta película es malo, desde pasarse al personaje original por donde amargan los pepinos, hasta un guión que en esencia nos contaba lo malos que son los fabricantes de cosméticos, mezclado con apariencia sadomaso y la mitología egipcia. Conclusión: la película recaudó 85 millones de euros cuando costó más de 100. Vamos, lo que viene siendo un fracaso de aúpa.

Y hasta aquí este pequeño repaso a tres de las peores películas de superhéroes de la historia. Pero que quede claro que no estás todas… Quedarían maravillas como el Capitan América de los noventa y alguna otra joya cinematográfica. Ya habrá tiempo para hablar de ellas. Hasta entonces, a ver si os atrevéis a ver alguna de las anteriores en compañía de unos amigos y bien armados… con un par de boles de Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *