enter
close
Nicolas-Cage-superman-popitas

El día que Nicolas Cage pudo ser Superman

En el artículo de hoy, no vamos a recomendaros ninguna serie que debáis ver sí o sí, ni ninguna película para disfrutar en casa o en el cine. En esta ocasión vamos a contaros una historia que pudo haberlo cambiado todo en el cine de Superheroes… Hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de aquel día en que Nicolas Cage CASI fue Superman.

Situémonos: inicio de la década de los noventa, Tim Burton había rescatado el cine de superhéroes gracias a su exitosa ‘Batman’, una cinta que vista a día de hoy puede resultar durilla (aunque a nosotras nos encanta) pero que en su momento supuso toda una revolución. El Batman de Burton llenó los cines como hacía muchos años no se veía con una cinta protagonizada por un superhéroe. Pero es que además convenció a la crítica, que se puso a los pies de la estética gótica y las interpretaciones de Keaton y, sobre todo, Jack Nicholson como un Joker totalmente desquiciado. Este fue el punto de partida de Superman Lives, la cinta que quería traer de nuevo a Superman a la gran pantalla tras los fracasos de Superman III y Superman IV en busca de la paz.

La historia comenzó con un peluquero metido a productor de cine que había adquirido los derechos cinematográficos del personaje y que, un buen día, llamó a Kevin Smith para que le hiciera un guión de Superman. Estamos hablando de un hombre que acababa de rodar Mallrats y, según contaba el propio Smith, siempre pensó que le ofrecieron el guión porque en la cinta dos personajes discuten sobre los métodos anticonceptivos de Superman. El director, que es un gran fan de los cómics, se puso enseguida manos a la obra y escribió un guión que fue rechazado porque el peluquero de Barbara Streinsand, Jon Peters, “quería que Superman no llevara capa y luchara contra una araña gigante” (curiosamente, algo parecido vimos en Man of Steel). Así que tras el rechazo de Smith, la idea llegó a Tim Burton, que cambió todo el guión para montar una historia oscura sobre un Superman que quiere ser humano, va al psiquiatra y, lo mejor de todo, al que iba a dar vida… ¡Nicolas Cage!

Cage, fan declarado del personaje, obviamente aceptó el encargo, comenzó la preproducción e incluso llegaron a haber unas primeras pruebas de vestuario con un Superman un poco tirillas y el pelo largo (esas imágenes existen). Más tarde, y ya con el pelo corto, hubo otra prueba de vestuario con un traje mejor que al actor le resultaba altamente incómodo. La ergonomía no era algo que los diseñadores de trajes tuvieran muy en cuenta, recordad que Batman no podía girar el cuello. Todo parecía ir viento en popa y el dinero corría y corría, aunque aún no se había rodado ni una sola imagen de la película. De hecho, el presupuesto se estaba disparando de tal manera que los “fracasos” de las películas de Batman de Joel Schumacher hicieron a Warner dar un pequeño paso atrás… Había miedo de que esta cinta se llevara por delante al estudio que, en aquel momento, tampoco es que estuviera en la mejor situación económica. Así que Superman Lives fue cancelada, pero su leyenda solo hizo que empezar y hasta hay un documental contando la historia de esta no-película.

Nosotras hubiéramos pagado lo que fuera para ver a Cage como Superman aunque, como dijo el propio actor hace no mucho:

“Tenía una gran fe en aquella película, en la visión de Tim Burton. Me hubiese gustado verla, pero en cierto modo creo que todos hemos salido ganando con el hecho de que no exista.”

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *