enter
close
The Cloverfield Paradox - Popitas

Netflix la vuelve a liar con The Cloverfield Paradox

Está claro que Netflix revolucionó la manera de ver cine y series (de forma legal) en nuestras casas a un precio realmente aceptable. Su llegada a España fue un bombazo y ya es de lo más normal hablar de la plataforma en cualquier reunión de amigos, convertida en algo de uso cotidiano. Pero… ¿ha revolucionado aún más el sector con su última propuesta? Hoy en Saliendo del Microondas hablamos de The Cloverfield Paradox y sus consecuencias.

Bright fue todo un éxito, no tanto de crítica como de visionados, y aquel producto de Netflix con un presupuesto de 85 millones de dólares sobre orcos y humanos protagonizado por Will Smith alcanzó la increíble cifra de 11 millones de espectadores, y eso que Netflix nunca da esos datos, pero casualmente esta vez se filtraron. Netflix había creado su primer blockbuster sin necesidad de ir al cine para ello.

Pero la compañía quiso llevar su apuesta un poco más allá, y tras un sorpresivo anuncio en la Superbowl, compró un producto que iba directamente a cines para estrenarlo en su plataforma. El título en cuestión fue The Cloverfield Paradox, la tercera entrega de la saga Cloverfield de J.J. Abrams, que fue adquirida por Netflix por 50 millones de dólares y estrenada en exclusiva.

Los responsables de The Cloverfield Paradox, cuya primeras críticas de la película no habían sido nada buenas, decidieron aceptar la oferta y probar en la plataforma de pago por visión, convirtiendo lo que iba a ser un sonoro fracaso en una de las sensaciones de Netflix. A pesar de las malas críticas que está recibiendo, en su primer fin de semana alcanzó dos millones de visionados, resultados filtrados así como quien no quiere la cosa, y que sus creadores ni soñaban para las salas de cine.

Sí, Netflix está cambiando el mundo del ocio y todo el mundo lo sabe. Muchos actores y directores han atacado duramente la forma de hacer cine y de estrenar de la “gran N” del mundo de la televisión, pero creemos que es una lucha que tienen perdida. Lo nuevo, no por nuevo, tiene que sustituir a lo clásico y sin duda, Netflix ha abierto un mercado para aquellos que por diferentes circunstancias no podían ir a las salas de cine. Un mercado legal y de calidad que van a seguir otras proveedoras como Amazon y HBO y, nosotras, estamos muy contentas… ¡porque además podréis ver estas pelis con nosotras en casa!

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *