enter
close
popitas - la llamada

Las Popitas también hemos sentido La Llamada

Después de mucho intentarlo, las Popitas POR FIN hemos podido ver la película revelación del año. La adaptación del musical que lo ha petado fuerte y que ha dado conocer por doquier a “los Javis”. Así que disponeros a sumergiros en el electro latino, porque hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablaros de La Llamada.

Imaginaros que estáis durmiendo tranquilamente y entonces la pared se abre y un señor vestido de negro te canta la canción del guardaespaldas. Algo que para muchos de nosotros sería una señal inequívoca para ir lo antes posible a buscar ayuda psicológica es, sin embargo, el punto de partida de esta genial locura que ha triunfado en el circuito de musicales de Madrid y que en el 2017 ha dado el salto a la gran pantalla de mano de sus creadores teatrales, los conocidos como Los Javis.

Vamos a empezar dejando una cosita clara: si andas buscando algo -aunque sea un mínimo- de realidad, mejor que dejes de lado está película. Pero si, en cambio, necesitas algo de magia con una pizquita de glamour cañí y muchos años ochenta, entonces sentirás La Llamada. Porque esta película casi teatral en que prácticamente 4 personajes llevan el peso de gran parte de la historia, busca llevarte a tu lado más gamberro con protagonistas que bien podían haber salido del Almodóvar primigenio, pero con una frescura actual que el director manchego ha perdido. La película está dirigida por Javier Ambrossi y Javier Calvo que se les nota un poquito que les hace falta algo de rodaje en esto del cine, pero que aun así nos presentan una buena comedia, con algunos momentos muy delirantes y cuatro actrices que están simplemente geniales.

Porque el principal punto fuerte de esta película, más allá del humor y de la música (porque, seamos sinceros, las canciones dejan un poco que desear), lo que hace de La Llamada algo delicioso, son sin duda las actuaciones de sus cuatro protagonistas. Por un lado tenemos a las dos campistas, María y Susana, interpretadas por Macarena García y Anna Castillo. Dos locas de la vida, obsesionadas con el electro latino que, además, tienen un grupo llamado, en un alarde de originalidad, SuMa Latina. Luego están las dos geniales monjas: por un lado la joven que está empezando a tener dudas sobre su vocación cuyo nombre es Milagros, a la que da vida una extraordinaria Belén Cuesta (probablemente de lo mejor de la película) y, por otro, la madre superiora Bernarda de los Arcos, interpretada por Gracia Olayo, que en un principio nos cae mal pero a la que acabamos queriendo mucho.

La película es en sí una locura sobre como sería una visión divina en la era milenial, y es que lo de los pastores y las luces en los árboles han sido sustituidos por jóvenes enganchadas a las redes sociales y una escalera de la que desciende una especie de Tom Jones que canta por el Guardaespaldas. Y parte de su éxito radica en que te dejes contagiar de esa locura, ya que si no lo haces, te costará llegar hasta el final. Si por el contrario te ves la versión Sing Along con unos amiguetes y te lanzas a cantar Karaoke y bailar como si no hubiera un mañana, La Llamada se convertirá en una de tus películas de cabecera para echar la tarde con los amigos y muchas Popitas.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *