enter
close
popitas - los ultimos jedi

Ya hemos visto Los Últimos Jedi y…

Estaba claro, el pasado 15 de diciembre íbamos a estar allí, era una cita que las Popitas no podíamos dejar pasar. Y es que nosotras somos así… muy fans de Star Wars. Nos pusimos nuestra túnica Jedi, cogimos el sable láser y nos dirigimos al cine para volver a viajar a una galaxia muy, muy lejana. Por eso, hoy salimos del microondas para hablaros de ‘Star Wars Episodio VIII, Los Últimos Jedi’ y lo haremos, como siempre, ¡sin Spoilers!

Dos años han pasado ya desde que Rey llegó a ese planeta rodeado de agua con una pequeña isla en la que se encontraba con un Luke Skywalker de mirada penetrante que, curiosamente, no decía palabra. Dos años desde que la resistencia destruyó la enésima estrella de la muerte, dos años desde que Kylo Ren pasó voluntariamente a ser huérfano. En definitiva, dos años desde que vimos en cine ‘El Despertar De La Fuerza’, que sería el inicio de una nueva trilogía de Star Wars y que suponía la primera película desde que los chicos de Disney se hicieran con los derechos de Lucasfilm. Entre las dos películas, una muy prometedora historia llamada Rogue One, y algunos problemas de preproducción que llevaron a la dirección a Rian Johnson (quien nos había sorprendido con la divertida y original Looper), sustituyendo a J.J. Abrams, que volverá en la tercera película, probablemente la última que veremos de la saga de los Skywalker.

Había muchas ganas por ver qué había hecho el director con la historia y, en nuestra palomitera opinión, el resultado nos ha sorprendido y entretenido a partes iguales. Y es que, amigos, con esta nueva película -con sus defectos, que los tiene-, hemos recuperado aquellas sensaciones que tuvimos cuando, de niños, vimos por primera vez la trilogía original. Emoción, esperanza, batallas espaciales espectaculares, amistad y, sobre todo, La Fuerza que en esta ocasión es mostrada de igual forma, sin tomar partido, tanto desde el lado de la luz como del lado de la oscuridad.

Está claro que para los fans “muy cafeteros” algunas cosas que vemos son casi imperdonables, como que ese Luke del inicio no es lo que esperaban y mucho menos lo que se había visto en el universo expandido, ahora llamado Legends (fuera de canon oficial). Sin embargo, a nosotras nos ha molado porque ese Luke es el que la historia pedía y porque Mark Hamill es muy grande, y con los años se ha hecho incluso más grande. Cada vez que sale en pantalla nuestra vena infantil se pone a palpitar a ciento cincuenta por hora, lo mismo o más que cuando sale Leia. Y es que saber que no vamos a volver a ver a nuestra princesa de nuevo provoca que, cada vez que aparece en pantalla, se nos encoja el corazón. ¡Cómo la vamos a echar de menos!

Pero toca hablar de los nuevos personajes. Sí, los protagonistas de esta nueva historia, empezando por Poe y Finn. El primero claramente ha dado un paso adelante en lo que significa ponerse el traje de personaje molón. En cada una de las escenas Poe mola, cuando es un rebelde incluso para los rebeldes, cuando hace bromas en los peores momentos, cuando se pone emotivo con su pequeño robot… En todo momento Poe se convierte en el personaje franquicia que nos intentaron vender, sin mucho éxito, en la anterior película. Sin embargo, Finn sigue por esos derroteros. Que sí, le dan su aventura; que sí, es un tío fiel y un valiente guerrero y todo eso, pero es que sigue siendo un poco bluffff. El que sí progresa adecuadamente es Kylo Ren, porque aquí le vemos una evolución que se intuía ya en la anterior cinta, pero que en ésta queda clara. Nos encantan sus interacciones con Rey y cada vez mola más su estilo de lucha… La espada sigue siendo lo más alucinante que hemos visto en estas nuevas películas.
Pero el personaje que da un paso al frente y al que por fin vemos asumir su papel de completa protagonista es Rey. Esta actriz nos tiene ganados y queda lejos su rol de muchacha dura pero a la vez ingenua. En Los últimos Jedi, Rey sabe ya lo que es y lo que tiene que hacer, y no duda en ningún momento en tomar las decisiones adecuadas.

Y por si todo esto no nos bastaba, encima tenemos geniales batallas, huidas, traiciones, luchas con sables láser, humor, extraterrestres adorables y todo lo que nos gusta de las películas de Star Wars. Estas navidades no puedes dejar de ir al cine con nosotras y tu sable láser para sumergirte en dos horas y pico de diversión y esperanza galáctica.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *