enter
close
Popitas - saliendo del microondas - James Horner

Se fue James Horner, pero nos queda su música

¿Que sería del cine sin música? Muchas veces no nos damos cuenta de lo importante que resulta esta faceta para la calidad y trascendencia de un film, llegando a convertir a compositores de bandas sonoras auténticos en personajes venerables con millones de fans.

James Horner era uno de los grandes, diez veces nominado a los Oscar, y ganador de dos estatuillas por Titanic, era considerado uno de los reyes en el mundo de la música para películas. El creador de míticos temas musicales que todos conocemos y hemos tarareado en algún momento nos ha dejado en un accidente de avión, haciendo de este 2015 y, más concretamente, de este mes de Junio, un mes maldito para grandes referentes del mundo del cine. Hoy en SALIENDO DEL MICROONDAS homenajeamos a James Horner.

Conocido como el maestro del “parabara”, esa coletilla que metía en todas sus creaciones, James Horner comenzó con fuerza en el mundo de la música cinematográfica en The Lady in Red, aunque su primer reconocimiento le llegó con Star Trek: La ira de Khan, catapultándolo a la fama.

Sin duda su primer gran trabajo (siendo nominado a los Oscar por ello), fue la banda sonora de la terrorífica Alien, El Regreso, secuela de Alien en la que puso música a la maldad de un ser cruel de otra galaxia que se multiplicaba en número y tipo. Los 80 vieron nacer a un mito que en los 90 se consolidó.

Braveheart, Titanic, Apollo 13 fueron seguramente sus mejores composiciones. La historia de William Wallace nuca hubiera sido la misma de no contar con la música de este genio. Esos campos verdes escoceses disfrutaban al oír una música creada por James Horner que ya todo el mundo reconoce cuando escucha.

Con Apollo 13 también estuvo a punto de ganar el Oscar, pero fue Titanic, una de las grandes películas de la historia por premios y público, donde James Horner por fin vio reconocida su labor como compositor de bandas sonoras con dos Oscars, una por Mejor Banda Sonora y otra por el tema principal, cantado por Celine Dion. Os guste o no, una de las canciones más románticas de la historia, My heart will go on, tema que terminó convirtiéndose en un himno del cine de los 90.

Horner también puso la música a la película más taquillera de la historia: Avatar, para la que James Cameron lo eligió para acompañarnos en el viaje a Pandora. Sus dos últimas creaciones de mayor trascendencia fueron el remake The Karate Kid y la irregular The Amazing Spiderman, donde seguramente lo mejor eran los temas compuestos por James Horner.

Un accidente en unos de sus hobbies favoritos, el pilotaje de aviones, nos ha dejado sin su música, una desgracia que llorará cualquier aficionado al séptimo arte. Seguro que estos días muchos de nosotros escucharemos alguna de sus obras.

Te echaremos de menos maestro, gracias por la música, gracias por el cine, gracias por tantos recuerdos.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *