enter
close
Popitas - saliendo del microondas - 50 sombras de Grey

50 Popitas de Grey

Conocido como “el porno para mamás o amas de casa” (hay que ver la mala leche que tiene la gente poniendo etiquetas), Cincuenta Sombras de Grey prepara su desembarco en las salas de cine aprovechando la celebración del día de los enamorados. ¿Coincidencia? Para nada. Miles de mujeres llevarán a sus novios, maridos o habitantes de la friendzone al estreno de una de las adaptaciones literarias más esperadas. Es más, la preventa de entradas ha batido todos los récords y, si tu regalo de San Valentín iba a ser llevar a tu pareja a ver la película… te has quedado sin entradas. Hoy en SALIENDO DEL MICROONDAS, el Sr Grey nos espera.

Cincuenta Sombras va más allá que el simple sexo en una “especial” historia de amor. En la trilogía literaria se juntan dos mundos, el del perturbado y millonario Sr. Grey y el de la tímida estudiante Anastasia Steele pero, sobre todo, es el descubrimiento de esta segunda de una nueva forma de placer basado en deseos oscuros y la enseñanza de una nueva forma de disfrutar del sexo – que parece socialmente aceptado después del éxito de las novelas de E.L.James -, como es el del sadomasoquismo.

Durante mucho tiempo se habló de qué actores podrían interpretar a ambos personajes y, finalmente, se optó por los pocos conocidos Jamie Dornan (Érase una vez) como Sr. Grey y a Dakota Johnson (Need for Speed) como Anastasia Steele. Para la dirección de una película que ha sido calificada R en EE.UU. (vamos que habrá bastante “cacho”), se ha seleccionado a otro semi-desconocido: Sam Taylor-Johnson. Unas elecciones muy poco conocidas pero que darán más posibilidad de rodas secuelas del film puesto que, al no contar con estrellas de primera fila, se abaratarían los costes.

Por cierto, la adaptación de la trilogía literaria ha sido bastante complicada, y no es para menos. Se han oído rumores de las peleas entre la pareja protagonista por las tórridas escenas sexuales que incluye el film y que, siendo fieles a la obra original, tienen que adornar bastantes momentos del metraje.

Todas y cada una de las mujeres y hombres (nosotros no, bueno sí, un poco… pero por simple curiosidad) que han seguido la trilogía de E.L.James hasta el final, desean ver cada una de las escabrosas escenas de sexo que la adaptación cinematográfica promete, y con este deseo intentar convencer a sus parejas para que les acompañen al cine. Y es que ellas saben que es fácil convencer a un marido si en la peli de turno, a falta de violencia, salen “buenas escenas de sexo”. Esto no es Crepúsculo ni saldrán vampiros que brillan al sol pero, si todo sale como se espera, hará bastante calor en las salas donde se estrene la película.

Así que preparaos, porque un nuevo fenómeno “amoril” con algo de maldad está a punto de desembarcar en miles de cines de todo el mundo. Nosotros iremos a verla – como hemos dicho antes, por simple curiosidad -, y así podremos comprobar si es tanto como cuentan o se queda a medio camino de lo que prometían. Nos despedimos con una buena bolsa de Popitas y las “ansias vivas” del oscuro deseo de 50 Sombras de Grey.

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *