enter
close
Popitas - pelis de videojuegos - street-fighter-leyenda

Las 5 peores pelis de videojuegos jamás rodadas

Hace unos días se estrenaba el segundo trailer de Tomb Raider, la nueva adaptación del popular juego que en su época tuvo a Angelina Jolie como la famosa arqueóloga Lara Croft. En esta ocasión es Alicia Vikander la que protagonizará la película en una nueva versión del personaje que conocimos hace unos años con el reinicio del juego clásico.

En la actualidad hay varias adaptaciones de videojuegos en producción. Hollywood ha descubierto en este mundo un nuevo filón. También hay que decir que la calidad de estas películas no está siendo demasiado buena, aunque en comparación con las adaptaciones que se hicieron en el pasado, parecen obras de arte. Por eso, hoy SALIMOS DEL MICROONDAS para hablar de pelis de videojuegos más malas que la peste.

Alone in the Dark

Comenzamos con la cinta dirigida por Uwe Boll, considerado peor director de la historia del cine y especializado en hacer películas basadas en videojuegos, malas hasta decir basta. Basada un juego mítico, nos contó una historia infumable con unos efectos de baratillo y con Christian Slater en plan: “tengo que comer, así que acepto cualquier papel que me ofrezcan”. Esta película es para estómagos muy preparados.

Super Mario Bros

¿Qué podemos decir de esta cinta sin que suba el pan? Estamos ante uno de los mayores fracasos de la historia de Hollywood. Y es que todo en esta película fue un despropósito: desde el guión, cuyo cualquier parecido con el videojuego original era pura coincidencia, hasta los actores, que dejaban claro que no tenían ni idea de qué diablos hacían allí. Y eso que Bob Hoskins lo intentó, y daba el pego como Mario. Eso sí, perfecta para verla con unos amigos en plan cachondeo…

Dead or Alive

Contando con que el juego original iba sobre combates en que chicas y chicos llevaban más bien poca ropa, tampoco le podíamos pedir demasiado a la peli. O sea, un guión inexistente que es la excusa para ponernos a los protagonistas en bañador dando patadas y puñetazos a un montón de ninjas masillas. Vamos, que los amantes del cine cutre de artes marciales no se la pueden perder.

Street Fighter: La Leyenda

En los noventa, Van Damme, Raúl Julia y Kyle Minogue grabaron la que probablemente es una de las peores películas de la historia del cine. En ella, transformaron a los famosos luchadores del videojuego en soldados de la ONU. Unos cascos azules que rescataban un país imaginario de ¿Bison? El listón estaba muy alto, pero unos años más tarde, en la segunda parte, lo hicieron incluso peor. Street Fighter: La Leyenda es incluso peor película que su primera parte, no tiene ni pies ni cabeza y, precisamente por eso, es tan disfrutable. Eso sí, no esperéis encontrar nada del videojuego original, al igual que ocurrió la otra vez

House of the Dead

Una vez más el “gran” director alemán Uwe Boll se lanzaba adaptar un videojuego con esa manera tan personal que tiene de dirigir. En este caso se trataba de un shooter en primera persona en el cual tenías que disparar y matar zombies. No había más argumento en el videojuego, y la película lo copió tal cual. De hecho, lo copio de tal manera que había hasta escenas grabadas como si fueran un shooter en primera persona. Una joyita del cine cutre adelantada a su tiempo y no apta para todos los públicos, pero no por su sangre ni violencia, sino porque no hay por dónde cogerla.

Y hasta aquí el repaso a las peores películas de la historia del cine basadas en videojuegos, según nuestra opinión. Pero, como os habréis dado cuenta, os recomendamos que las veáis todas… Eso sí, ¡con un buen bol de Popitas!

Articulos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *